La problemática de las menores de edad en el mundo del porno

El gusto de los consumidores de porno por el género “teen” o adolescente en español, es decir, mujeres jóvenes o que aparenten ser jóvenes, puede acabar provocando la intromisión de menores de edad en los set de rodaje de este tipo de cine, el cual tienen prohibido.

Hoy hablaremos de cómo estas mujeres o chicas entran en estos mundos xnxx mrporno de forma voluntaria, pero también, siendo víctimas de una trata de blancas o de engaños y tráfico de menores.

Cómo llegan estas menores a los rodajes

Un porcentaje de estas menores, llegan de forma voluntaria, generalmente partiendo de origen humilde, intentando conseguir ingresos para ayudar económicamente a sus familias. Algunas falsifican documentación para poder entrar en dicha industria.

Pero por desgracia, hay un porcentaje bastante elevado de menores que llegan a la industria del porno en contra de su voluntad y sus deseos. Algunas de ellas, cegadas por una promesa de dinero fácil y rápido, o bien pensando que se trata de un casting de ropa o modelaje, y después se encuentran que detrás de ello hay mucho más. Otras, provienen de zonas con dificultad económica, o guerras, y son secuestradas y vendidas. Hay muchos casos de mujeres mayores de edad que sufren este gran problema, pero es bien sabido, que también hay un gran tráfico de menores de edad, desde niñas hasta adolescentes, ya que son más vulnerables al engaño. Además, son alejadas de sus familiares, en muchos casos fuera de su país, y les imponen una deuda que nunca pueden saldar, convirtiéndolas en esclavas del siglo XXI.

Lleguen de la forma que lleguen, con o sin su voluntad, hay que comprender que son menores de edad, y esto significa que no están desarrolladas plenamente sus capacidades, ni físicas ni mentales. Eso provoca, aunque no sean conscientes de ello, que pueda crearles un trauma difícil de superar, que le puede dar problemas psicológicos a posteriori.

Casos famosos de menores y sexo

Un caso que tiene algo de tiempo, pero que fue bastante conocido, fue el del director español de cine porno Pablo LaPiedra. Tras la investigación por parte de la policía colombiana y la interpol, de una red de pornografía infantil en Colombia, y tras la alerta de un profesor que obtuvo testimonio de sus alumnos sobre la presencia de una compañera en una película de dicho director, fue llamado a declarar, tanto en España, como en Colombia, donde solicitaban su extradición.

Un caso más reciente, es el del conocido director, actor y productor español de porno Ignacio Allende, más conocido en la industria pornográfica como Torbe. Fue detenido junto a sus compañeros, acusados de abuso de una menor y de trata de mujeres de nacionalidad ucraniana.